Tratan de destruir el rostro y la obra de Daniel Alcides Carrión